Materiales que empleamos

1. Zapatillas

Un enzapatillado general es la reparación más importante en un clarinete.

Es recomendable hacerla cada 4-6 años. Aunque las zapatillas estén aparentemente bien, su degradación y su endurecimiento, provocan fugas y pérdida de hermetismo en el cierre, así como una menor efectividad mecánica. El reenzapatillado regenera notablemente la sonoridad del instrumento y mejora e insonoriza la digitación .

A la hora de afrontar este trabajo, el desconocimiento de los materiales, sus características sonoras y sus ventajas y desventajas funcionales, pueden ser un impedimento para una elección acorde a nuestros gustos y objetivos sonoros y mecánicos.

Para aclarar las dudas que puedan surgir ante un trabajo de estas características, a continuación hacemos un repaso de los materiales principales para el enzapatillado del clarinete y de sus más destacables características, ventajas y desventajas.

Es el material desarrollado por nuestro taller tras años de investigación. Se trata de un material bicomponente con una superficie sintética que proporciona al instrumento un sellado perfecto. La estructura superfical de este material, dota al sonido de una calidez y dulzura fuera de toda comparación, consiguiendo así un sonido centrado, aterciopelado y potente. El ruido en la digitación es mínimo y la duración, al ser un material sintético, muy elevada.

Además, este material permite ser trabajado dándole la forma deseada. Por lo que el sonido es totalmente limpio en las zonas más sucias del clarinete.

Es el material instalado de fábrica por Buffet en sus gamas altas.

+Ventajas: el sonido es rico en matices y sonoridad, el hermetismo muy bueno y su durabilidad aceptable. Hay varias variantes (blancas, negras, con resonador metálico, de plástico, fieltro natural, fieltro sintético…)

+Desventajas: Se endurecen con mucha rapidez, y aunque conservan su efectividad, se vuelven ruidosas e incómodas a la hora de digitar. Además, su elevado precio, las hacen recomendables sólo para gamas medias-altas

+Ventajas: es probablemente el material que aporta un sonido más natural, colorido y armónico. Hay muchas variantes (de doble capa, de triple capa, con resonador de nylon, con resonador metálico…)

+Desventajas: es habitual que provoquen vibraciones y zumbidos molestos a la hora de tocar (las que no tienen resonador); y su rápida degradación natural provoca que las zapatillas de determinadas llaves, más afectadas por el agua, tengan que ser sustituidas con mayor periodicidad. Además, son habituales los desgastes y roturas en las membranas que provocan fugas y pérdida de hermetismo, que a su vez se traducen en dureza en la emisión.

+Ventajas: este material ha supuesto una revolución a la hora de entender un enzapatillado. Su fabricación con materiales sintéticos hacen de ellas un tipo de zapatilla muy a tener en cuenta, sobre todo en gamas medias-bajas. Garantizan un excelente hermetismo y sonoridad. Son con diferencia las más resistentes al agua y por ente, las más longevas. Así mismo proporcionan un tacto inmejorable y evitan ruidos molestos a la hora de digitar. Además, podemos encontrar muchas variaciones (blancas, negras, marrones, con estabilizador…) Todas estas características hacen de ellas una de las mejores opciones en relación calidad-precio.

+Desventajas: Proporcionan un sonido muy directo. El cambio desde cualquier otro material es muy brusco, sobre todo si se está acostumbrado a tocar con zapatillas de piel. No es recomendable instalarlas si se busca un sonido con matices oscuros

+Ventajas: proporcionan quizás el sonido más oscuro y dulce. Son bastante duraderas si se cuidan bien y se instala un juego de calidad.

La variedad en zapatillas de piel es ilimitada (piel blanca, marrón, negra… Piel de cordero, piel de kanguro…. Con tratamiento anti-humedad, con resonador metálico, con resonador de plástico… etc…) Las zapatillas más comunes son las de piel marrón y blanca.

+Desventajas: proporcionan tal vez un sonido demasiado oscuro, apagan mucho el sonido. Si se busca un sonido tímbrico, alegre y con sonoridad, no son recomendables. Además tienden a endurecerse con rapidez y se vuelven muy ruidosas en poco tiempo. Si la piel no está tratada tienden a perder sellado.

2-Materiales de apoyo, regulación e insonorización

En Clarinet Clinic trabajamos con los mejores materiales del mercado, tanto propios como de factoría. (Corchos naturales, sintéticos, fieltros naturales, sintéticos, microfibra, etc…)

Tras años de investigación y desarrollo, podemos dar al instrumento el material que necesita en cada llave y para cada propósito, consiguiendo una sensación de ajuste perfecto en las manos, con nulo ruido mecánico.

3-Corchos de espiga

Como especialistas en la reparación del clarinete, sabemos lo que necesita en cada una de sus partes. Trabajamos con corchos sintéticos y naturales de alta calidad.

×